viernes, 26 de julio de 2013

DULCE ÁNGEL NEGRO:
LA HISTORIA DE ANGELA DAVIS


'Nuestro amor es militante'.

Puede que a muchos de nosotros aquí en España el nombre de Angela Davis no nos diga nada, pero en los Estados Unidos fue una figura fundamental en la lucha por los derechos civiles de la población afroamericana durante los años 70, además de ser víctima de uno de los procesos judiciales más vergonzosos e injustos de los anales de aquel país. Si queréis conocer su fascinante historia, tan sólo tenéis que seguir leyendo.

Angela Yvonne Davis nació un 26 de Enero de 1944 en Birmingham, Alabama, en el seno de una familia humilde (su padre era mecánico en una gasolinera y su madre trabajaba como maestra de escuela). La vida en los años 40 no era fácil si eras negro en el sur de los Estados Unidos, y en su Alabama natal Angela padeció desde muy pequeña los estragos y sinsabores de la segregación racial, en donde la violencia y el odio racista eran asunto cotidiano. Davis creció en un gueto para negros conocido como 'Dynamite Hill' por las numerosos ocasiones en que el Ku Klux Klan quemaba las chabolas de la gente de color que vivía allí. La infame ley 'Jim Crow' impedía que Angela pudiera educarse en las mismas escuelas que los niños blancos, viéndose obligada a acudir a escuelas para negros, sensiblemente peor equipadas. A los 14 años Davis pudo ingresar en el Instituto de Educación Secundaria 'Elizabeth-Irwin' de Nueva York gracias a una beca, y aquella decisión cambiaría su vida. El Instituto 'Elizabeth-Irwin' de Greenwich Village era una institución de marcado carácter progresista, en donde varios de los profesores de su claustro habían figurado en la famosa 'lista negra' del senador Joseph McCarthy durante la caza de brujas de los años 50, por lo que tenían prohibido enseñar en centros públicos (pero no así en centros privados). En el 'Elizabeth-Irwin' Angela entraría en contacto por primera vez con las ideas socialistas, y tendría la oportunidad de leer un auténtico libro tabú en la América de la época como era 'El Manifiesto Comunista' de Karl Marx.

En 1961 Davis se matriculó en la Universidad de Boston para estudiar la carrera de Filosofía, y al año siguiente viajó por primera vez a Europa en un programa de intercambio de estudiantes. Estando en el Viejo Continente, en 1963 Davis conocería una trágica noticia que la marcaría para siempre: 4 de sus amigas de infancia habían muerto en su pueblo natal de Birmingham en un atentado del KKK con explosivos en la Iglesia Baptista de la localidad.

Estando en Alemania Angela entró en contacto con los pensadores de la Escuela Crítica de Frankfurt, y sería alumna aventajada del filósofo Herbert Marcuse, padre espiritual del 'Mayo del 68' francés. Según el pensamiento de Marcuse, es un deber inexcusable de cada individuo rebelarse en contra de un sistema injusto.

En su vuelta a los EE.UU. en 1967 Angela se instalaría en el estado de California. Una vez allí, Davis se unió al 'Comité Coordinador No Violento Estudiantil Universitario' (SNCC) y se puso al frente de numerosas manifestaciones en contra de la guerra de Vietnam. En 1968 Angela se afilió al Partido Comunista Estadounidense, y es en este momento cuando EMPEZARON SUS PROBLEMAS. Ese mismo año Davis comenzó a trabajar como profesora de Filosofía en la Universidad de Los Ángeles (UCLA). Cuando en 1970 el FBI (dirigido por J. Edgar Hoover) informó a las autoridades de California (cuyo gobernador de entonces era Ronald Reagan, futuro presidente de los USA) que una de las profesoras de la UCLA pertenecía al Partido Comunista, la expulsaron inmediatamente de la docencia, a pesar de ser una medida ilegal, injusta y represiva que levantaría ampollas en la comunidad universitaria.


Angela en un mitin pro-derechos civiles en los 70.

Tras verse privada de la posibilidad de enseñar, Angela se volcó aún más si cabe en la lucha por los derechos civiles de los afroamericanos. Davis inició entonces una campaña intensiva para mejorar las condiciones de vida de los presos de color en las cárceles estadounidenses. Se interesó especialmente por el caso de dos jóvenes negros, George Jackson y W.L. Nolan, de cuya defensa y asesoramiento legal decidió encargarse personalmente. Pocos días después de esto, W.L. Nolan y otros dos presos negros fueron asesinados por uno de los guardas de la prisión. Durante el juicio el funcionario de prisiones fue declarado inocente, dictaminándose que había cometido un 'homicidio justificado' en defensa propia. Cuando poco tiempo después el mismo guardia fue encontrado muerto en la cárcel, George Jackson y otros dos jóvenes de color (John Cluchette y Fleeta Drumgo) fueron acusados de su asesinato para vengar la muerte de su amigo Nolan.

Como respuesta a esta acusación, Jonathan Jackson (el hermano de 17 años de George) y otros dos amigos irrumpieron la mañana del 7 de Agosto de 1970 en el juzgado de Marin County armados con pistolas para exigir la liberación de los 3 inculpados, tomando como rehén al juez Haley y parte del personal del juzgado. El secuestro terminó de forma sangrienta en un tiroteo con la policía, en el que fallecieron tanto el juez como los asaltantes.

Y es aquí donde Angela Davis fue víctima de una conspiración política. La policía y el FBI decidieron aprovechar la coyuntura para acusar falsamente a Angela de proporcionar las armas a Jonathan Jackson y de ser la autora intelectual del asalto al juzgado. Aunque Angela desconocía las intenciones del hermano menor de George y no se encontraba en la ciudad en el momento de los hechos, las autoridades dictaminaron de manera falaz que las armas estaban a su nombre, por lo que emitieron inmediatamente una orden de búsqueda y captura. Viendo que iba a ser utilizada como cabeza de turco, Angela decidió darse a la fuga. El FBI incluyó entonces a la fugitiva en la lista de los 10 criminales más buscados.

Orden de captura emitida por el FBI.

Davis sería arrestada dos meses más tarde en un hotel de Nueva York y trasladada rápidamente a la cárcel de San Francisco, en donde debía resolverse el juicio de su caso. El triángulo del mal formado por el director del FBI (Hoover), el gobernador del estado de California (Reagan) y el presidente de la nación (Richard Nixon) ejerció todas las presiones a su alcance para que Angela fuera condenada y enviada al corredor de la muerte. La manipulación de las pruebas disponibles y de los medios de comunicación afines al poder intentaron ofrecer una imagen totalmente tergiversada de la acusada. En ese sentido, el caso Davis fue un auténtico ejemplo de cómo convertir a una pacífica profesora de Filosofía en una peligrosa criminal. Angela era un elemento peligroso, sin duda, pero no para los ciudadanos, sino para el poder. Demasiado contestataria, demasiado subversiva, demasiado rebelde. Su juicio y condena iban a ser utilizados a modo de castigo ejemplarizante, así como de aviso a navegantes para el resto de miembros del Partido Comunista Estadounidense. 'Esto es lo que pasa cuando te enfrentas al poder'. 20 años después del fin de la caza de brujas, el espíritu del macarthismo y su 'Comité de Actividades Antiamericanas' estaba más vivo que nunca en el país de la libertad. The land of the free and home of the brave...

La verdad, la única verdad, es que Angela Davis estaba encarcelada por motivos políticos, aunque se hiciese ver lo contrario. El único lazo que la relacionaba con los asesinatos del juzgado era ser la asesora legal de uno de los hermanos de los asaltantes. En otras palabras, Davis era un PRISIONERO POLÍTICO en la América de finales del siglo XX.

Y lo cierto es que Davis a priori tenía todos los elementos en su contra para ser condenada. Mujer, negra, comunista declarada y lesbiana confesa. Carne de cañón para cualquier jurado. Pero aquellos que la habían acusado falsamente por un crimen que no había cometido no contaban con la presión popular. Las movilizaciones de los sectores progresistas de la sociedad y las protestas multitudinarias en las calles de las ciudades americanas convirtieron el caso Davis en uno de los movimientos de protesta civil más importantes de los años 70. La campaña 'Free Angela', así como el apoyo internacional de numerosos gobiernos occidentales hicieron imposible que se la condenara.

Angela Davis en la prisión de San Francisco.

Angela Davis durante la celebración de su juicio.

Numerosos artistas también le mostraron públicamente su apoyo. John Lennon y Pablo Milanés compusieron en 1971 sendas canciones dedicadas a su figura. Pero quizás la canción más famosa en apoyo de Angela Davis la compondrían los Rolling Stones en su álbum de 1972 'Exile on Main Street'. Se titula 'Sweet Black Angel', y además de ser la canción más comprometida políticamente de la carrera de los Stones, es una de las más hermosas de su repertorio.



SWEET BLACK ANGEL

Got a sweet black angel,
got a pin-up girl.
Got a sweet black angel
up upon my wall.
Well, she ain't no singer
and she ain't no star.
But she sure talks good
and she moves so fast.
But the girl's in danger,
Yeah, the girl's in chains.
But she keeps on pushin'.
Would you take her place?
She's countin' up the minutes,
she's countin' up the days.
She's a sweet black angel,
not a sweet black slave.

Ten little niggers
sittin' on the wall.
Her brothers been a fallin',
fallin' one by one.
For a Judge's murder
in a Judge's Court.
Now the Judge he's gonna judge her
for all that she's worth.
Well, the girl's in danger,
the girl's in chains.
But she keeps on pushin'.
Would you do the same?
She's countin' up the minutes,
she's countin' up the days.
She's a sweet black angel,
not a gun toting teacher,
not a red lovin' school mom.
Ain't someone gonna free her?

Free the sweet black slave!
Free the sweet black slave!
Free the sweet black slave!
Free the sweet black slave!

El juicio concluyó el 4 de Junio de 1973 con un veredicto de inocencia, siendo absuelta de todos los cargos en su contra. Había pasado 18 meses en la cárcel siendo inocente, tiempo durante el cual Angela Davis jamás abandonaría su activismo político y en el que tuvo la oportunidad de escribir el libro titulado 'If They Come in the Morning'.

Pero incluso una vez absuelta, Ronald Reagan, continuando con la inquina personal que le profesaba a Angela, trató de perjudicarla todo lo que pudo, intentando evitar por todos los medios que pudiera volver a dar clases de nuevo en la Universidad de California. Una vez más, la presión popular impidió este nuevo abuso, por lo que Davis pudo retomar su puesto como profesora y continuar su vida académica con normalidad.

Para bien o para mal, Angela Davis se convirtió en una auténtica heroína (a su pesar) y en un icono del siglo XX. Ella fue la mujer que puso de moda en los años 70 el pelo 'a lo afro' y que estableció el modelo que todas las jóvenes de color de aquella década querían imitar. Y lo más importante: Angela enseñó a toda una generación de hombres y mujeres de su raza que no tenían que avergonzarse por ser negros, por ser afroamericanos, sino todo lo contrario. Debían sentirse bien orgullosos.

Chapa de los años 70 en apoyo de Angela Davis.

Hoy en dia, Angela continúa su labor a favor de los colectivos discriminados y marginados del mundo, así como en contra de la política imperialista de su país y de los crímenes de la globalización. En 2004 recibió el Premio Pro-Derechos Humanos otorgado por la Sociedad para la Protección de los Derechos Civiles y la Dignidad Humana de Berlín.

Porque, a pesar de lo que pueda parecer, la lucha por la integración racial y por la igualdad en los EE.UU. continúa en la actualidad. Todavía ser negro en América sigue siendo un handicap tremendo en todos los aspectos para un enorme sector de la población. Recordemos el reciente caso de disturbios y protestas raciales ocurridos en aquel país con motivo del asesinato de un joven de color por parte de un vigilante de seguridad mientras realizaba labores de patrulla vecinal. El menor tenía 17 años y estaba desarmado. Su ejecutor (blanco) ha sido declarado inocente por un tribunal de mayoría blanca, lo cual ha desatado tal oleada de ira e indignación entre la comunidad negra que hasta el propio presidente Obama ha tenido que intervenir personalmente para que los incidentes no se desbordasen.



Recientemente, la directora Shola Lynch ha realizado un film documental titulado 'Free Angela And All Political Prisoners' que fue inaugurado en la Sección Oficial del Festival Internacional de Toronto de 2012. El documental (cuyo trailer tenéis más abajo) ha sido estrenado en el circuito de salas comerciales en Abril de este año 2013, así que si estáis mínimamente interesados por el caso de Angela Davis sería bueno que le echaseis un vistazo.


4 comentarios:

Hombre de Trapo dijo...

Por cierto, se me había olvidado comentar que hoy, 26 de Julio, es el cumpleaños de Mick Jagger. 70 tacos cumple el tío. ¡Felicidades, Mick!

Anónimo dijo...

Estupendo post.
Siendo un adolescente supe de la existencia de Angela... gracias a un tebeo.
Totem Especial Western 2.
Contenía una historia dibujada por Giraud en la que se contaban los acontecimientos de Wounded Knee. En un aparte se incluían fotos del suceso real, y en una de ellas estaba Ángela, dando apoyo a los Indios sitiados.
Partiendo de ahí, me puse a investigar un poco (no existía internet, había que invertir horas en la biblioteca) y encontré algunos datos sobre Angela, pero ninguno sobre Wounded Knee.
Cuando pasaron unos años y la información comenzó a fluir... me quedé acojonado: Indios encarcelados de por vida en juicios amañados; asesinatos que no se investigan; represalias durante años...
Cuando vi la película "el último Mohicano", cada vez que hablaba Rusell Means no me enteraba de nada, sólo podía pensar en Wounded Knee.

Jorge de Asturias.

Hombre de Trapo dijo...

Caramba, pues es verdad. He comprobado que, efectivamente, en Totem Especial Western # 2 se incluía una foto en B/N de Angela Davis de 1973 en la que aparecía dando su apoyo a los indios en el sitio de Wounded Knee. No tenía ni idea. Buena memoria, Jorge.

Wounded Knee es más conocida por la masacre de indios de 1890, pero poca gente conoce (o recuerda) el sitio de la reserva durante 70 días de 1973. De lo que sí se acuerda la mayoría es de la anécdota del actor Marlon Brando durante la ceremonia de entrega de los Oscars de aquel año. A Brando le dieron el Oscar a mejor actor por 'El Padrino' y él se negó a recogerlo, enviando a una india apache en su lugar precisamente en protesta por los acontecimientos de Wounded Knee y por la imagen distorsionada que de los nativos americanos se daba en la industria del cine.

http://www.youtube.com/watch?v=2QUacU0I4yU

La verdad es que viendo el vídeo da vergüenza ajena ver cómo los asistentes a la gala abucheaban a la pobre india (aunque los organizadores intentaron silenciarlo rápidamente con aplausos). Menuda gentuza.

j. valdes, Alquizar, Cuba & Miami dijo...

Lamento el abuso q se cometio' vs. Angela Davis. Ahora, PLEASE Que Angela Davis & el P.Comunista De E.U. pida a Raul Castro que haga elecciones multipartidistas & libere a presos politicos en Cuba-el tiene la lista que pidio' & cese la represion vs. Damas de Blanco & Opositores, & que Angela Davis se entreviste-PLEASE-con el Dr. Oscar Elias Biscet, nuestro Antonio Maceo actual, & sea activista por la Democracia en Cuba con la participacion de Opositores alla' & en el Exilio, como el P.C de E.U tiene libertad para su activismo politico en E.U.